El IES Nieves López Pastor, de Villanueva del Arzobispo ha preparado para los meses de febrero a junio de 2020 un ambicioso proyecto denominado “Rebajar los malos humos”, incluido en la convocatoria del Programa IMPULSA de la Consejería de Educación y Deporte, dirigido a los centros docentes ubicados en las zonas desfavorecidas establecidas en la Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social (ERACIS). El objetivo de este programa es garantizar la igualdad de oportunidades, prevenir el absentismo y abandono escolar e incrementar el éxito escolar.

En palabras del director del centro, Sebastián Medina, ésta es una de las iniciativas estrella para este curso del IES Nieves López Pastor, aunque no la única, por cuanto el centro está inmerso en un proceso de mejora constante en el que está pendiente de recibir en estos días el espaldarazo de la Consejería de Educación con la concesión para el próximo curso de la modalidad de Bachillerato de Artes o el plurilingüismo, añadiendo la lengua francesa al Inglés actual, dos factores cruciales en el futuro de un centro de Educación Compensatoria que lucha por demostrar que “la enseñanza de calidad en un entorno rural no está para nada reñida con la atención a la diversidad y la compensación educativa con alumnado inmigrante”.

Partiendo de la convocatoria de IMPULSA, el centro villanovense ha realizado dos proyectos innovadores que pretenden no sólo abordar la intervención con el alumnado sino también la motivación de toda la comunidad educativa y el entorno con iniciativas destinadas a promover la educación en valores, el fomento de la creatividad y los hábitos de vida saludables, con una destacada presencia de la Inteligencia Emocional y el plurilingüismo a lo largo de todo el proceso, e intentando descifrar uno de los problemas que más preocupan en la actualidad a toda esta localidad como es el de la contaminación atmosférica.

El primero de los proyectos, denominado “Inteligencia emocional para rebajar los malos humos y el absentismo escolar”, pretende trabajar activamente con los 250 alumnos de 1º a 4º de ESO, y de FPB a lo largo de los meses de febrero, marzo, abril y mayo, con presencia en las aulas de expertos en inteligencia emocional y en salud medioambiental. Según indica el director y responsable de este proyecto junto con un equipo de profesores del centro: “el alumnado irá obteniendo resultados prácticos a través de cuestiones personales y trabajará pequeños proyectos sobre temas relacionados con la contaminación actual en nuestra localidad, la incompatibilidad de algunos hábitos en relación con la protección del medioambiente, la educación en valores, la inclusión, el ocio saludable o el aprendizaje de lenguas extranjeras. Se hará a través de actividades lúdicas, debates o exposiciones y contaremos con profesionales de diversos ámbitos y expertos en la materia, e incluso con las propias familias, merced a esa colaboración que mantenemos de forma permanente con el AMPA “Domingo Baltanás” de nuestro centro”.

Para esta actividad formativa teórico-práctica se contará con profesionales en el ámbito de la Inteligencia Emocional, y también de responsables de Medio Ambiente, para tratar de compaginar no sólo unos objetivos encaminados a la mejora personal del alumnado, la reducción del absentismo y la gestión positiva de conflictos, sino también a posicionarles en relación con la actual problemática medioambiental de Villanueva del Arzobispo que pasa por ser una de las ciudades más contaminadas del país, habiéndose establecido una serie de medidas por parte de las autoridades europeas para frenar la combustión de la biomasa que, según “los expertos”, es la culpable de este deterioro ecológico.

“Al finalizar el periodo de formación, intentaremos plasmar en las instalaciones exteriores de nuestro centro los conceptos más importantes que resuman esta actividad, que culminarán con la realización de un Gran Mural en el patio posterior que recoja la visión del alumnado sobre el tema. Usaremos este proyecto para mejorar técnicas relacionadas con la convivencia diaria o la mejora del absentismo escolar por parte de algún sector concreto como el de la etnia gitana”.

El segundo proyecto, aún más ambicioso que el anterior, es el que denominan “Rebajar los MALOS HUMOS con actividades inclusivas y abiertas al entorno” y que intentará implicar a todos los programas de la Consejería que se llevan a cabo en el centro (ALDEA, Forma Joven, Vivir y sentir el patrimonio, Comunica, Aula de Jaque, Aula de cine, Innicia, etc.), así como a agentes externos (medio ambiente, servicios sociales, etc.). Partiendo del plan de convivencia del centro, se llevarán a cabo actividades como la semana de la movilidad, reducción de la huella de carbono, día del árbol o del medio ambiente… trabajando en pequeños grupos la inclusión, la igualdad, la mejora de la autoestima y la educación en valores. Las actividades versarán sobre la contaminación, el reciclaje, el cultivo de legumbres en nuestro huerto, la protección de nuestro planeta y los hábitos saludables. Dichas actividades se desarrollarán en inglés, francés e italiano, siempre que sea posible, con el fin de impulsar el plurilingüismo.

En todas estas actividades previas se implicarán a diversos departamentos del instituto: Orientación, Lenguas Extranjeras, Cultura Clásica, Biología y Geología, Geografía e Historia, Plástica y Visual, Música, Filosofía, Informática, Educación Física, Tecnología, Lengua, Biología, Física y Química…

“En principio, tenemos las siguientes actividades programadas: Performance “Sigue tus huellas”, en las calles adyacentes al instituto, con pintura acrílica de varios colores que incitan a no usar el coche como medio de acceso al IES; Carteles disuasorios en todo el perímetro exterior del centro, con mensajes motivacionales sobre hábitos de vida saludable; Estudio matemático sobre los residuos contaminantes y los hábitos en las familias; Realización de un pack de cuatro contenedores a instalar en un punto central del patio de entrada delantero (colores azul, amarillo, marrón y verde) y un quinto contenedor de color gris plata destinado al aluminio, con el objetivo de seleccionar los residuos en general del centro y en particular de los recreos; también se realizará una Guía monumental y artística de Villanueva del Arzobispo”.             Finalmente, como colofón a todas estas actividades previas, en el mes de mayo, se completará este proyecto con la realización de una inmersión lingüística en inglés, francés e italiano de dos días en la Sierra de Cazorla, Segura y las Villas, donde los alumnos realizarán talleres multilingües de reciclaje, de fabricación de compost, educación emocional, y de utilización de las lenguas extranjeras a través del juego (desarrollando principalmente la expresión y la comprensión orales). Entre taller y taller, habrá posibilidad de que los alumnos realicen actividades al aire libre como tirolina, tiro con arco, kayak o natación.